0

Definición de préstamo hipotecario

Ofertas
Cofidis prestamos immediatos baratos solicitalo ya

Open Bank cuenta más open abre tu cuenta

Definición de hipoteca.

¿Cuál es la definición de préstamo hipotecario?
Las hipotecas son unas formas de financiaciones concedidas para comprar, reestructurar, construir, restaurar, por ejemplo, la propia vivienda o un chalet o una casa de vacaciones. Un préstamo hipotecario es una forma de préstamo entre un acreditante (principalmente un banco o una compañía financiera que trabaja de parte de un banco) y el acreditado, es decir el demandante.

Se llama hipotecario porque en este tipo de préstamo la entidad de crédito cuenta con una garantía especial para el recobro de la cantidad prestada: una hipoteca sobre un inmueble. Generalmente, de hecho, el bien hipotecado suele ser el inmueble objeto del crédito o bien un inmueble distinto.

Antes de solicitar un préstamo hipotecario, hay que considerar con atención el capital (que es la cantidad de dinero prestada por el banco), examinar con cuidado el tipo de interés, definir correctamente los plazos que establecen el tiempo de la devolución del reembolso.

Las hipotecas son concedidas principalmente de los bancos y sociedades financieras que erogan préstamos con un bajo tipo de interés.

El tipo de interés puede ser:

  • Fijo: es siempre el mismo a lo largo de la duración de la hipoteca
  • Variable: su valor es revisado periódicamente para adaptar su valor al estado actual de la economía.

A través de tipos de interés bastante bajos, ellos han permitido de comprar una vivienda a todos. Recientemente pero el exceso de concesiones de hipotecas con tipo de interés variables ha sido causa de crisis por muchas familias españolas. Eso porque esas familias no eran capaz de pagar los plazos, por causa de una crisis financiera general en el mundo. El problema es que más es fuerte la crisis, más el tipo de interés variable es revisado y sufre de una subida. Por eso hay que tener mucho cuidado en elegir entre préstamos con tipo de interés fijo o variable.

En España la compraventa de viviendas se desplomó un 28,6 por ciento en 2008, hasta sumar 558.429 operaciones, según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE) en febrero del 2009. El 97,4% de las hipotecas constituidas en 2008 utilizó un tipo de interés variable, frente al 2,6% de tipo fijo.

Publicado en: préstamos hipotecarios

Entradas Relacionadas

Proponer el articulo

Deja tu comentario

Enviar comentario


cinco × = 20

Préstamos personales. - Todos los derechos reservados - Quienes somos - Notas Legales - Contacto

Web Analytics

Clicky